Buenos Aires. Un excelente 2010 tuvo la industria vitivinícola argentina con US$865 millones en exportaciones en sus diferentes envases y mosto.

El motor del crecimiento de las ventas al exterior fueron los productos embotellados de precios cada vez más altos, mientras que se notó una caída significativa en vinos a granel y mostos. Y todo indica que este año se mantendrá ese proceso.

De acuerdo al diario Clarín, destacan los acuerdos entre Mendoza y San Juan para destinar 30% de la cosecha al mosto y el convenio entre los Bodegueros del Este (mendocino, claro) y Bodegas de Argentina para mejorar la producción regional.

El titular de Caucasia Wine Thinking, Exequiel Barros, "este año será complejo, pero creo que bueno, si todo sigue como en enero. Las cosas se están haciendo bien, tanto a nivel de los productores como de las entidades públicas y privadas que participan del negocio. Y si la cosecha ayuda, como parece, creo que se romperá otro récord, ya que no caerá el mercado de botellas y crecerán las exportaciones de mosto y de vino a granel".