Las exportaciones de vinos y licores franceses cayeron 7,3% en la primera mitad del año, debido esencialmente al descenso de las ventas en China y a la lenta recuperación económica mundial, informó este martes la Federación de Exportadores de Vinos y Bebidas Espirituosas de Francia (FEVS).

El volumen de exportaciones de caldos y licores galos en el primer semestre de 2014 se situó en 4.800 millones de euros y se vio especialmente afectado por las nuevas normas para luchar contra la corrupción en China, país que ahora pone especial atención a los onerosos regalos a funcionarios públicos, entre ellos los licores y vinos de alta gama, como el cognac o el Burdeos.

En la primera mitad del año, las ventas de vinos franceses fuera del país retrocedieron 7 %, hasta los 3.300 millones de euros (unos US$4.269,8 millones), una caída limitada por el buen comportamiento del champán, cuyas exportaciones avanzaron un 6 % en volumen.

En cuanto a los licores, el retroceso fue del 9 %, hasta los 1.500 millones (US$1.940,8 millones) y con especial incidencia del cognac (12 %).

En China, que representa el 30 % del valor absoluto de las exportaciones de vinos y licores franceses, las ventas cayeron entre enero y junio un 9 %.

En el resto de Asia retrocedieron cerca de 13 %, a pesar del ligero avance registrado en Corea del Sur y Malasia. Rusia sumida en "un contexto político y económico complejo" vio recular las exportaciones de vinos y licores franceses más de 10 %, precisó la FEVS.

En Europa, la caída de las ventas del 20 % en el Reino Unido afectó a un mercado que registró significativas subidas de las exportaciones en países del norte como Noruega (11 %) y Suecia (7 %) y una reactivación en países del sur como Italia (8 %) o España (4 %).