Lima. Entre enero y noviembre del presente año, las exportaciones peruanas de uva sumaron US$108 millones, cifra que representa un aumento de 44% en relación al mismo período del 2009, informó este miércoles la Oficina de Estudios Económicos y Estadísticos del Ministerio de Agricultura de ese país (MINAG).

Asimismo, el precio promedio de las exportaciones de uva alcanzaron los US$2,347 por tonelada en el periodo enero-noviembre del 2010, monto que supera en 13% al precio registrado en el mismo periodo del 2009, cuando se cotizó a US$2,077.

El principal mercado de destino de las uvas es Estados Unidos con un 24%, luego, seguido por Hong Kong a donde se exportó el 15%, Holanda es el tercer destino de envíos con el 13%, Rusia con un 11% e Inglaterra con el 10%.

En el mes de noviembre se registró el mayor valor FOB exportado, alcanzando los US$40 mil.

Entre enero y noviembre de este año la empresa El Pedregal concentró el 22% de las colocaciones, le sigue Complejo Agroindustrial Beta con ventas que representan el 13%, Sociedad Agrícola Drokasa con 10% y Agrícola Don Ricardo con 7%.

El sector también coordinará actividades destinadas a promover la descontaminación de las aguas de la cuenca del Mantaro, a través de un trabajo que realizarán los funcionarios de la ANA, que permitan medidas para mejorar la calidad del recurso agua.

Producción nacional. Del 2005 al 2009, la producción de uva presentó una tendencia al alza, incrementándose a una tasa promedio anual de 11,7%.

Así, en el 2005 se alcanzaron 169,5 mil toneladas de uvas en un área cosechada de 11, 477 hectáreas (ha), mientras que la producción en el año 2009 fue de 264,4 mil toneladas, en un área de 13 947 ha.

Entre enero y noviembre del 2010 las principales zonas productoras de uvas fueron Ica (38%), Lima (23%), La Libertad (17%), Piura (12%). Estos cuatro departamentos concentran el 90% del total.

En la región Ica se han obtenido 88,3 mil toneladas de la fruta en el mes de noviembre del 2010, convirtiéndose en el principal productor a nivel nacional.

Para recibir el año nuevo es tradicional el consumo de las 12 uvas, que simbolizan los meses del año. Al respecto, el MINAG recuerda que en esta fruta podemos encontrar vitaminas como la C, E, B1, B2 y B3, aporta también minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, así como hierro, cobre y zinc en menor proporción.

Las uvas atenúan las várices, disminuyen el riesgo de flebitis y hemorroides, bajan la tensión arterial, alivian los calambres musculares, aminoran las alergias, estimulan las defensas y reducen el estrés y la depresión. También mejoran la gota y la artritis.