Quito. La producción petrolera ecuatoriana promedia en septiembre los 506.400 barriles diarios, una cifra que reduce a la extracción de agosto, cuando se promediaron los 512.000 barriles por día, pero que significa un aumento del 2,33% frente a la producción de septiembre de 2011.

A las empresas públicas Petroecuador, Petroamazonas y Río Napo corresponde la extracción de 370.700 barriles diarios y 135.800 barriles por día a las compañías privadas que trabajan en este país como prestadores de servicios petroleros.

Aunque la producción se disminuyó, el precio internacional del crudo se elevó en septiembre de US$95,1 a US$99,5 en promedio, por lo que las exportaciones de 11,460 millones de barriles dejaron un ingreso de US$1.140,2 millones.

No obstante, las importaciones de derivados en el noveno mes cifraron US$452,2 millones, pues se introdujeron al país 1,2 millones de barriles de nafta de alto octano (para fabricar gasolinas) por US$189,3 millones; 1,2 millones de barriles de diesel por US$214,1 millones y 681.000 barriles de gas licuado a un precio de US$48,7 millones.

La comercialización interna de esos derivados tiene un precio subsidiado, lo que causó que los ingresos sean inferiores a los egresos. Así, los derivados de petróleo se vendieron en Ecuador a US$139,1 millones, dejando un saldo negativo US$313 millones.

El precio del petróleo West Texas Intermediate (WTI), marcador del crudo ecuatoriano, promedió en septiembre US$94,6 por barril.