Las exportaciones de crudo de Irak bajaron a 3,216 millones de barriles por día (bpd) en agosto, frente a los 3,230 millones de bpd de julio, debido a que no hubo envíos desde los campos norteños de Kirkuk, informó el Ministerio del Petróleo el sábado.

Todos los cargamentos de agosto procedieron de las explotaciones del sur, aseguró en un comunicado. Kirkuk es el único yacimiento supervisado por el gobierno en el norte.

El volumen anunciado por el ministerio incluye los envíos realizados desde yacimientos supervisados por el gobierno central en Bagdad y no los de la región autónoma kurda en el norte del país.

El precio promedio de venta en agosto fue de US$46,22 por barril, generando US$4.600 millones en ingresos, indicó el comunicado.

La mayor parte del petróleo iraquí es exportado a través de sus terminales sureñas. Cantidades menores son enviadas desde el norte, vía Ceyhan, en Turquía.