Las exportaciones petroleras de Venezuela volvieron a bajar en julio de este año en comparación con el mismo mes de 2009, afectadas por una merma en los envíos de productos refinados, informó el Ministerio de Energía en un informe auditado por una firma independiente.

Las ventas externas de crudo y derivados se contrajeron 4,5%, al promediar 2,29 millones de barriles por día (bpd) en julio, por debajo de los 2,4 millones de barriles por jornada en el mismo mes de 2009.

La producción y exportación de hidrocarburos del país muestra una caída progresiva desde 2009, mientras recurre con frecuencia a la importación de derivados para paliar las deficiencias de su circuito interno de refinación.

El descenso estuvo nuevamente motivado por una reducción en el despacho de productos derivados, que bajó 29%, a 302.097 barriles por día el mes pasado, bastante por debajo del máximo mensual registrado este año, de 452.125 barriles diarios en enero.

Las refinerías de Petróleos de Venezuela han sufrido de frecuentes paradas -programadas y fortuitas- en los últimos años, lo que ha afectado su productividad y el volumen de derivados disponible tanto para el mercado doméstico como para el foráneo.

La exportación de crudo bajó 2,5%, a 1,54 millones de barriles por día. Pero mientras los despachos de crudo convencional y derivados disminuyeron, la venta del crudo mejorado de la Faja del Orinoco subió 3,6%, a 417.591 barriles por jornada, lo que refleja una ligera recuperación con respecto a la situación de meses anteriores.