Tegucigalpa. Los exportadores de café garantizan que no comprarán la totalidad del grano aromático para no dejar desabastecido el mercado interno.

Miguel Pon, gerente de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh), habló sobre esta nueva polémica.

¿Existe o no desabastecimiento de café en el mercado nacional?

Los miembros de Adecafeh a la fecha han comercializado en el mercado local alrededor de 190.000 quintales de café, esto representa un 4% con relación a las exportaciones totales y un 90% de lo que normalmente representa el consumo nacional. Nos sorprende que se esté hablando de desabastecimiento cuando se avecina una nueva cosecha donde se pronostican exportaciones por el orden de los seis millones de quintales.

¿Cómo surge entonces ese rumor?

Especular sobre desabastecimiento no es nada nuevo, esto ya ocurrió en el pasado para justificar la implementación de mecanismos de fijación de precios y repartición del mercado o asignación de cuotas para beneficiar a unos pocos, y no al consumidor como se pretende hacer creer a la opinión publica, sin embargo, hoy las reglas han cambiado, existen leyes y tratados internacionales que buscan proteger la competitividad y las buenas prácticas de mercado entre las empresas, y principalmente a los consumidores fomentando una libre competencia.

¿En qué consiste el mecanismo de abastecimiento de café?

Hace más de 10 años se adoptó un mecanismo denominado “asignación de cuotas para el consumo interno”, hoy le llaman “mecanismo de abastecimiento de café para el consumo interno”. Este mecanismo fue aprobado en el seno del Conacafé en enero, delegando su ejecución al Ihcafé.

¿Cuál es la posición del sector exportador respecto a este mecanismo?

En el mes de marzo hicimos varias consultas jurídicas que nos indicaron que ese mecanismo viola disposiciones constitucionales, tratados internacionales suscritos por nuestro país. También solicitamos a la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia (CDPC) para que vertiera una opinión a la luz de esa ley. De este punto en adelante, nuestra asociación ha votado en contra de continuar con la ejecución de este mecanismo y sus posteriores reformas.

¿Ustedes van a tomar alguna acción al respecto?

Nosotros ya hemos denunciado formalmente y ahora públicamente estos acuerdos ante la Comisión de Defensa y Promoción de Competencia, y esperamos que la misma proceda a la mayor brevedad posible con las investigaciones pertinentes y actúe en base a derecho.

¿Qué va a suceder entonces para la siguiente cosecha?

En este momento es algo incierto. A días de cerrar la presente cosecha, el gobierno de la República a través del Conacafé y del Ihcafé pretende obligarnos a cumplir con este mecanismo bajo la amenaza de no renovarnos las licencias de exportador para la próxima cosecha 2011/2012, que inicia el 1 de octubre.

¿Cuáles serían las consecuencias de no renovarse los permisos de exportación?

El cierre de la industria exportadora de café. El gobierno estaría paralizando las exportaciones del principal producto de exportación, puesto que sin licencia no se nos permite sacar un solo grano al exterior.

¿Cuál sería el impacto en este sector productivo?

En la paralización de la comercialización interna de café, porque al paralizar las exportaciones, nuestra industria no podría comprar la producción nacional, afectando la economía de mas de 100,000 familias productoras que desconocen las interioridades de estos temas y creando caos en el rubro.

¿Pueden los productores buscar alternativas para vender el grano?

Se fomentaría el contrabando e incremento en el déficit de la balanza comercial al no encontrar compradores en el país, los productores e intermediarios se verían forzados a buscar compradores en los países vecinos, afectando seriamente la economía nacional.