La caficultura se consolidó en la temporada 2009-2010 como la principal actividad de exportación de la economía hondureña.

Las divisas generadas por la exportación de 4.122.188 quintales de 46 kilogramos alcanzó US$605.600.00.

El volumen comercializado en el mercado internacional no es el más alto en la historia de ese sector productivo, pero sí lo es el monto exportado, de acuerdo con lo revelado por Jenny Bustamante, de la Unidad de Comercialización del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé).

El denominado grano aromático contribuye con una participación de casi 25% del total de las ventas de mercaderías generales al exterior. Las divisas generadas casi duplican las aportadas por el banano, que es el segundo producto en importancia.

Fue hasta 1993 que esa fruta mantuvo el primer lugar en la oferta exportable de Honduras, que perdió después que la Unión Europea adoptará medidas restrictivas para el banano procedente de Latinoamérica, con el objeto de beneficiar a sus ex colonias del Asia, el Caribe y el Pacífico.

La UE aprobó un arancel de US$76 por tone 146,89 dólares en el mercado de Nueva York lada de esa fruta. Los dos principales mercados para el café hondureño son Estados Unidos y Alemania, en donde la variedad arábiga tiene gran demanda por la calidad y por el tamaño del grano.

El Ihcafé pronosticó que las exportaciones alcanzarían 4.600.000 de quintales del 1 de octubre de 2009 al 30 de septiembre de 2010, pero al cierre de la cosecha pasada las cifras indican que el porcentaje ejecutado fue de 89,6%. La cantidad restante de la meta programada fue de 477.182 quintales.

El volumen exportado más alto en la historia de la caficultura hondureña corresponde a la temporada 2007-2008, cuando se enviaron 4.400.000 de sacos.

Sin embargo, los precios registrados en la cosecha pasada compensaron la caída en el volumen exportado, ya que el quintal alcanzó a cotizarse en 146,89 dólares en el mercado de Nueva York.

Fue en el último trimestre de la cosecha 2009-2010 que los precios reportaron constantes variaciones hacia arriba y cotizaciones históricas.

En total se estima que la producción interna de café osciló entre 4.300.000 y 4.400.000 de quintales, ya que se considera que unos 250.000 sacos se consumen en el mercado local.