Los exportadores peruanos se esfuerzan por buscar oportunidades en el mercado de Rusia, dijo el presidente del Comité de Agroindustria de la Asociación de Exportadores (Adex) de Perú, Miguel Ognio, en una entrevista con Xinhua.

Según el funcionario, muchos de sus agremiados observan con bastante interés la demanda de alimentos que requiere el mercado ruso, necesidad que ya están aprovechando Argentina, Brasil y Chile.

"A esta feria han venido compradores rusos porque Moscú ha prohibido la compra de productos a Europa, por lo tanto Perú funciona contestando favorablemente y nosotros podemos abastecerlos", expresó el ejecutivo en el marco de la feria internacional Expoalimentaria 2014, que culminó el viernes en Lima después de tres días de intensa actividad comercial.

Según Ognio, este evento comercial es una gran ventana para que los compradores puedan hacer contactos con los empresarios peruanos y de otras nacionalidades que se dieron cita para hablar de negocios.

"Holanda, Grecia, Francia, Reino Unido, Bélgica, Italia, y la mayoría de países integrados en la Unión Europea (UE) son los principales abastecedores europeos de alimentos a Rusia, pero ahora a raíz del bloqueo ruso es nuestra oportunidad", indicó Ognio.

La feria de este año reunió a más de 2.500 compradores provenientes de los cinco continentes y para esta versión los organizadores invitaron a una comitiva rusa para que conozcan la oferta exportable de alimentos.

"El próximo año una delegación de Adex estará viajando hacia Rusia, justamente para promover los productos peruanos y tratar de colocar nuestros alimentos en ese mercado", subrayó.

Ognio manifestó su optimismo por el gran potencial de compra con que cuenta el mercado ruso. "Lo único que hay que tener cuidado en este mercado nuevo es encontrar clientes joviales que paguen sin ningún contratiempo", sostuvo.

Para el dirigente empresarial, como todo mercado globalizado no puede hacer un apresuramiento en colocar a ciegas las mercancías, previamente debe haber un estudio y análisis de mercado sobre sus potencialidades.

"El negocio del comercio internacional depende mucho de la confianza y por eso hay que buscar clientes confiables, que traten bien al producto y lo reciban con seriedad, para después pagar puntual. Ese es el reto", anotó.

Para el ejecutivo no debe haber distinciones entre los compradores provenientes de todas partes del mundo y los propios peruanos, porque vivimos en un planeta globalizado y la economía responde también a esta naturaleza.

"Las puertas están abiertas para los compradores de Rusia y de todo el mundo, sin distinciones de ningún tipo", anotó el representante de Adex, uno de los gremios más poderosos que agrupa a los principales consorcios exportadores de este país andino.

Con respecto a los productos que pueden ser exportados a ese país de 140 millones de consumidores con un alto poder adquisitivo, Ognio refirió que Perú cuenta con una variedad de productos apetecibles.

"Todos los productos alimenticios, de frutas, lácteos y cárnicos, son susceptibles de ser exportados hacia ese inmenso mercado", indicó.

Precisó que las oportunidades comerciales hacia Rusia ha dejado de lado a los tradicionales proveedores de alimentos que ahora deben ser sustituidos por otros, principalmente latinoamericanos y entre los nuevos proveedores se perfilan con fuerza Argentina, Brasil y Chile.

"Holanda, Grecia, Francia, Reino Unido, Bélgica, Italia, y la mayoría de países integrados en la Unión Europea (UE) son los principales abastecedores europeos de alimentos a Rusia, pero ahora a raíz del bloqueo ruso es nuestra oportunidad", indicó.

Ognio refirió lo que pasa con los productores de cebolla de Holanda, que antes del boicot comercial, eran colocados ventajosamente en el mercado ruso, pero después del conflicto en Ucrania, los holandeses se han quedado sin mercado.

"Ahora los holandeses están buscando en Latinoamérica que alguien les compre para colocar su producción de cebolla que no les permite vender Rusia en su mercado", puntualizó el dirigente empresarial peruano.

El conflicto civil en Ucrania que ha desatado, a la vez, una crisis política, entre Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, amenaza con ahondar la confrontación comercial entre estos países que va mellando el intercambio comercial.

Rusia ofrece a los países latinoamericanos una oportunidad de negocios que algunos países ya están aprovechando, y en el caso de Perú, los sectores empresariales vinculados a la exportación de alimentos observan con interés este proceso de apertura del mercado ruso.