Exxon Mobil dijo que espera que su respuesta a un derrame de crudo de julio en el río Yellowstone en Montana cueste cerca de US$135 millones, sostuvo este viernes la compañía.

Exxon Mobil Corp dijo que logró acuerdos de compensación con más del 95% de los propietarios que fueron afectados por el derrame, que liberó unos 1.000 barriles de crudo al río.

La filtración ocurrió el 1 de julio en el oleoducto Silvertip, en una sección que pasa bajo el río Yellowstone y porta crudo a refinerías en Billings, Montana.

El derrame fue manejado por manejado por la división Exxon Mobil Pipeline Co, responsable del ducto, de Exxon Mobil.

La compañía dijo en un comunicado que "espera que los costos totales asociados con la respuesta al incidente de la filtración del ducto Silvertip sean aproximadamente de US$135 millones".

El elevado caudal provocado por una temporada de fuertes lluvias y un deshielo récord parecen haber jugado un rol en la ruptura del oleoducto, pero la causa definitiva no ha sido hallada, dijo Richard Opper, director del Departamento de Calidad Ambiental de Montana, a Reuters.

El oleoducto dañado será recuperado este fin de semana y será enviado a un laboratorio metalúrgico en Ohio para que sea examinado y obtener más detalles sobre la causa exacta de su ruptura, afirmó.

Exxon Mobil dijo que más de 1.000 trabajadores, incluidos empleados de la compañía de manejo de desechos peligrosos Clean Harbors, participaron en los esfuerzos de limpieza y respuesta para lidiar con el derrame.

La compañía dijo que sigue trabajando con la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Calidad Ambiental de Montana para garantizar que los objetivos de limpieza se cumplan.