Houston. Exxon Mobil Corp se acerca a la aprobación final de la expansión de su refinería Beaumont, en Texas, de acuerdo a tres fuentes familiarizadas con las deliberaciones de la compañía.

La expansión ha estado bajo análisis al menos desde 2014. Un visto bueno señalaría la confianza de Exxon en la producción de hidrocarburos de esquisto en Estados Unidos y en la demanda global de gasolina y otros combustibles.

Exxon continúa evaluando un incremento en refinación de crudo liviano en América del Norte, pero no ha tomado una decisión, dijo la portavoz Sarah Nordin este miércoles. "La refinería Beaumont sigue siendo considerada como parte de esa evaluación", añadió.

El presidente ejecutivo Darren Woods dijo este mes pasado que Exxon estaba considerando invertir US$50.000 millones en Estados Unidos durante los próximos cinco años.

En 2016, Exxon añadió una capacidad de refinación de 20.000 barriles por día (bpd) de crudo liviano en Beaumont.

Una nueva expansión aprovecharía el crecimiento en la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos que se espera casi se duplique a más de 11 millones de bpd este año, frente a los 5,6 millones de bpd del 2011, de acuerdo a cifras de la Administración de Información de Energía (EIA).