Madrid. La prensa española no deja de sorprenderse hoy con la confirmación de la empresa ExxonMobil Spain, filial del gigante del petróleo ExxonMobil logró 9.907 millones de euros (US$13.620 millones) de beneficio neto, pero al acogerse a un régimen tributario especial plenamente legal, no ha pagado impuestos.

Según señala el diario El País, Exxon se vale de un mecanismo legal para ahorrar, apuesta a la norma de entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE).

La norma que nació en los noventa establece un régimen de sociedad holding con una tributación privilegiada, que busca impedir la doble tributación internacional, es decir que una empresa en una filial en un país no paguen impuestos dos veces, primero en el de la filial y luego en el de la matriz.

Eso justamente hace Exxon, con lo que sus ingresos por US$383.221 millones de dólares en 2010 no dejan un dólar en España.

De acuerdo a la investigación de El País, "las cuentas consolidadas de ExxonMobil Spain de 2009, recién depositadas en el Registro Mercantil, muestran que cerró ese año con un resultado de 5.333 millones, frente a los 4.573 millones de 2008. Ni en un ejercicio ni en otro pagó impuesto de sociedades. Al revés, en 2009 generó una base imponible negativa de 1,5 millones, con el consiguiente crédito fiscal".

La ETVE española es accionista del holding ExxonMobil Luxembourg et Cie. Esta sociedad tiene a su vez un centenar de filiales en países de todo el mundo, incluidos holdings en Luxemburgo y Holanda, sociedades en paraísos fiscales como las Bahamas o Martinica, o filiales operativas en Australia, Alemania, Francia o Italia, por citar algunos.

Durante 2009, ExxonMobil Luxembourg pagó a ExxonMobil Spain un dividendo de 3.650,9 millones, sin embargo valiéndose de esta norma estas rentas no fueron sometidas a retención.