Lima. La fábrica peruana Eternit inauguró recientemente su nueva y moderna planta en Huarochirí, cuya construcción demandó una inversión de 35 millones de dólares, informó el gerente general de la compañía, Olivier Steisel.

La inauguración contó con la presencia de la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, destacadas autoridades del sector construcción y líderes de la escena empresarial.

La planta producirá 12.2 millones de metros cuadrados de placas de yeso Gyplac al año, impulsando así la penetración del sistema “Drywall” en el país.

En ese marco, Steisel mencionó que la producción de dicha planta buscará satisfacer la creciente demanda de placas de yeso en el mercado, representada principalmente por los sectores de salud, hotelería, educación, comercio, industria y residencial.

“La planta es la más moderna construida en la región, toda vez que cuenta con equipos y sistemas totalmente automatizados que garantizan la calidad de los productos y su buen desempeño en la producción” dijo.

El gerente general de Eternit precisó que la producción de la nueva planta está destinada principalmente a atender la alta demanda del mercado local, pero no se descarta destinar parte de la producción a la exportación, puntualmente a países de la región.

Afirmó que con esta nueva planta, que contará con una extensa zona de producción, almacenes, laboratorio, subestación de poder, cuarto de compresoras y demás equipamiento especializado, Eternit dejará de importar las placas de Chile y Colombia para producirlas en Huarochirí, nueva zona industrial de Lima Este.

Finalmente, anotó que esta importante inversión se hace en el marco de las celebraciones por los 75 años de vida institucional de Eternit.