Tianjin. Tesla ha conectado al sur y norte de China con estaciones de carga, lo que hace posible conducir a través de China los autos eléctricos fabricados por la firma, anunció este martes la sucursal de la compañía en China.

Los conductores del modelo S de Tesla pueden circular todo el trayecto desde el centro económico de Shenzhen, en el sur del país, hasta la ciudad industrial norteña de Harbin, pasando por las importantes ciudades de Shanghai y Beijing, indicó la compañía en un comunicado.

La conexión sur-norte fue completada luego de que se establecieron dos "súper estaciones de carga" en las ciudades de Nanchang y Hefei en el este de China.

Ahora Tesla cuenta con 320 "súper cargadoras" en China, lo que permite que sus autos viajen 300 kilómetros luego de 20 minutos de carga. También cuenta con más de 1.500 "cargadores en destino",  que son cargadores instalados en hoteles, restaurantes y otros socios locales de la compañía.

China fomenta el uso de autos eléctricos para combatir la contaminación del aire. En ciudades como Beijing y Shanghai los autos eléctricos son subsidiados y no están sujetos a políticas restrictivas como las subastas de placas de automóvil.