Sydney. CSL Ltd., el segundo mayor fabricante de productos de plasma humano, dijo el miércoles que su beneficio neto del conjunto del ejercicio cayó un 8% después de que el alza del dólar australiano compensara los ingresos por ventas de productos en el exterior y de que se ralentizara el aumento de los derechos de su vacuna contra el cáncer de cuello de útero Gardasil.

Las acciones de la compañía cayeron un 3,1% a pesar de sus planes para recomprar títulos por US$900 millones australianos (US$813 millones) tras la advertencia del consejero delegado, Brian McNamee, de que el beneficio caerá este año.

El beneficio neto de CSL cayó a US$1.050 millones australianos (US$948 millones) entre junio de 2009 y junio de 2010 desde US$1.150 millones (US$1.038 millones). El mercado esperaba que el beneficio neto fuera de US$1.080 millones australianos.

CSL es el segundo mayor fabricante de plasma del mundo por detrás de la estadounidense Baxter International Inc. (BAX), aunque su posición podría cambiar cuando se cierre la compra de Talecris Biotherapeutics Holdings Corp. (TLCR) por parte de la española Grifols SA.