Beijing. El fabricante aeronaútico francés Dassault Falcon anunció este miércoles la apertura de una sucursal en Beijing, capital china, con el fin de fortalecer su presencia en el país asiático.

Jean Michel Jacob, gerente general de la Corporación de Servicios de Negocios de Dassault Falcon (Beijing), informó de la noticia durante la novena edición de la Exposición Internacional Aeroespacial y de Aviación de China, celebrada en la ciudad de Zhuhai, de la provincia meridional china de Guangdong.

"Esta filial nos permitirá ofrecer servicios de alto nivel a nuestros clientes en el creciente mercado chino de aviación de negocios", declaró Jean Rosanvallon, presidente y jefe ejecutivo de Dassault Falcon.

La compañía francesa planea abrir un centro regional de servicio al consumidor, subordinado a la sucursal china, durante la primera mitad de 2013, para cubrir las necesidades de los clientes chinos, agregó.

Dassault Falcon, filial de Dassault Aviation, con sede en París, proyecta vender a China 25 reactores de negocios hasta finales de 2013. En la actualidad, 12 aviones de la empresa ya operan en China, donde sirven un total de 200 aviones de ese tipo.

"En 2006 sólo vendimos un avión a reacción en China, pero hoy en día el país se ha convertido en el mayor mercado para nuestros nuevos pedidos, y también en el más prometedor", indicó Jean Rosanvallon.

EE.UU. dispone de 7.000 aviones de negocios, pero teniendo en cuenta la gradual apertura de China hacia la aviación general, el potencial del mercado chino es enorme, agregó.

"China contará con 1.000 aviones de negocios en 2020 y la empresa quiere aumentar su presencia en el mercado chino", indicó Jacob.