La Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), afirmó que la producción de autopartes no se verá afectada por la expropiación de Sidetur; pero advirtió que ante la necesaria importación de ciertos insumos que producía antiguamente la empresa, se precisa agilizar entrega de los certificados de no producción para evitar fallas.

Omar Bautista, presidente ejecutivo de Favenpa, dijo que desde hace unos cinco años, Sidetur dejó de producir un tipo de pretinas usadas para fabricar ballestas y espirales para sistemas de suspensión, por lo que este material comenzó a importarse.

Señaló además que la industria metalmecánica, que provee muchos componentes automotrices, depende directamente de Sidor, por lo que solo la fluidez de materia prima de esta empresa podría afectar a los autopartistas.

En cuanto a la liquidación de divisas para la importación, Bautista dijo que el lapso de entrega se ha reducido a 40 días, tiempo que considera "manejable".

No obstante, señaló que los retrasos en la entrega de los certificados de no producción siguen afectando el normal desenvolvimiento del sector.