La faena de bovinos –en el total de las plantas frigoríficas habilitadas en Uruguay para el abasto interno y la exportación– ascendió a 1.012.103 cabezas entre el 1 de enero y el 23 de junio de 2012, el 1% más que la matanza ocurrida durante el mismo lapso de 2011.

Según datos brindados por técnicos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), este año la faena vacuna se explicó por un 49,7% de novillos, un 48,2% de vacas y un 2,1% de animales de otras categorías.

En ovinos se faenaron este año 323.970 cabezas (52,6% de corderos, 25,6% de ovejas, 14% de capones, 7,3% de borregos y 0,5% de carneros), un 20% menos que desde enero y hasta fines de junio de 2011, en una caída muy notoria.

Donde también hubo un crecimiento fue en la faena nacional de porcinos, el 1% como en bovinos, llegando a 86.251 cabezas en los casi seis meses transcurridos del presente ejercicio, con un 92% de cerdos y el resto de lechones.