Londres. La británica Falkland Oil & Gas (FOGL) dijo que la firma italiana de servicios públicos Edison era su nueva socia, incorporando a una compañía grande no británica para ayudar a buscar petróleo en las Islas Malvinas, cuya exploración ha irritado a Argentina.

Las disputas verbales sobre la soberanía de las islas aumentaron desde que se halló crudo en aguas de las Malvinas en el 2010, creando una tensión política que, según los analistas, podría detener las intenciones de inversión de las petroleras grandes.

Este martes, FOGL nombró a Edison, que pertenece al grupo francés EDF, como la compañía no identificada que según había dicho en marzo, había comprado una opción para invertir en sus áreas de licencia frente a las costas de las Malvinas.

La empresa británica dijo que Edison pagaría unos US$50 millones por los costos que ya encontró en trabajos anteriores de exploración y costos de perforación del 2012 por un interés de 25% en sus licencias del norte y 12,5% en sus licencias del sur.

Edison también haría una contribución en efectivo por separado de US$40 millones a FOGL, dijo la compañía.

"En general esto luce como un negocio atractivo para FOGL y subraya que la superficie atrae el interés de los participantes más grandes de la industria", dijo un analista de Oriel Securities, Nick Copeman.

FOGL perforará un pozo frente a las costas del sur de las islas en julio, después de que una plataforma complete la perforación de un pozo para otra exploradora británica, Borders & Southern.