Asunción. Más de la mitad de las redes eléctricas paraguayas quedaron fuera de servicio el miércoles por un problema en la hidroeléctrica paraguayo-brasileña de Itaipú, aunque la energía se restableció por completo poco después, dijo una fuente oficial.

El apagón afectó un 60% de las redes del país, dijo a Reuters un funcionario de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y se extendió por alrededor de media hora.

El corte se produjo mayormente en Asunción y las populosas ciudades aledañas a la capital, donde medios locales reportaron colisiones entre vehículos por fallas en los semáforos, y acrecentó las dudas sobre si la empresa estatal de electricidad podrá asegurar el suministro en los meses de verano.

"El país se nutre de (las centrales) Itaipú, Yacyretá y Acaray. Itaipú dejó de entregar energía y Yacyretá no alcanza para cubrir la falta", dijo el presidente de la ANDE, Germán Fatecha a la radioemisora asunceña 970, consultado sobre el inconveniente.

"Pero ya estamos recibiendo energía y está volviendo todo a la normalidad", agregó el funcionario.

Hasta el momento, Itaipú no ha detallado el origen de la falla.

Paraguay es copropietaria de Itaipú junto con Brasil y de Yacyretá junto con Argentina, pero utiliza sólo una ínfima cantidad de lo que producen las centrales y vende el resto a sus vecinos.

Las autoridades se encuentran en un proceso de renovación de las redes de trasmisión tras los continuos apagones que se registraron a comienzos del 2010 y que también afectaron el suministro de agua potable y fueron atribuidos a problemas de infraestructura.

La demanda eléctrica en el país creció cerca de un 50% los últimos seis años y la ANDE está pendiente de la puesta en marcha de una nueva línea de trasmisión desde Itaipú y otras obras complementarias para evitar nuevos cortes.