La Paz. El presidente de la petrolera estatal boliviana YPFB, Carlos Villegas, murió en una clínica de Santiago de Chile debido a un paro cardiorrespiratorio, casi tres semanas después de someterse a una operación del cáncer de esófago que sufría, informaron hoy fuentes oficiales.

"Es una pérdida inmensa. Hombre honesto, difícil de reemplazar", comentó el presidente del país, Evo Morales, a la agencia estatal ABI, tras confirmarse el fallecimiento de Villegas.

Morales lamentó hasta las lágrimas el deceso del presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y decretó un duelo nacional sin suspensión de actividades por 72 horas a partir del lunes, indicó ABI.

Villegas, que falleció a los 61 años, estuvo varios días en un coma inducido, después de que una operación del esófago no tuviera los resultados esperados.

El presidente de la petrolera viajó a Chile el 1 de enero, en medio de un cruce de denuncias de supuesta corrupción, entre él y una exfuncionaria, Selva Camacho, que antes era su mano derecha en temas de comunicación y prensa, y que se encuentra detenida.

Morales, que siempre defendió a Villegas de las acusaciones en su contra, dispuso que un avión oficial viaje a la capital chilena para el traslado del cadáver del ejecutivo, que al morir se encontraba junto a sus familiares.

Villegas dirigió la petrolera estatal desde principios del 2009 y antes también fue ministro de Hidrocarburos y de Planificación.

La petrolera YPFB, que está interinamente a cargo de Guillermo Achá, es la empresa más grande del Estado boliviano, y dirige toda la cadena del sector tras la nacionalización decretada por Morales en mayo de 2006.