Santiago. Un tercer trabajador de la minera estatal chilena Codelco, mayor productora mundial de cobre, murió en medio de la epidemia de coronavirus en el país, informó este miércoles la federación de sindicatos de la compañía.

La empresa divulgó un comunicado interno notificando el fallecimiento del trabajador José Alberto Levancini del área de fundición la División Chuquicamata. No especificó las causas, pero señaló que el deceso "es una muestra del difícil tránsito que atraviesan nuestra sociedad y comunidad en esta emergencia sanitaria".

"La amenaza del contagio está presente en todo nuestro entorno y –como lamentablemente ocurrió en este caso- afectó a nuestro colega fuera de su jornada laboral", añadió la nota.

Codelco confirmó a Reuters que el comunicado fue divulgado entre los trabajadores de Chuquicamata, en el norte del país. La Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que agrupa a los gremios de las minas de la estatal, dijo a Reuters que el trabajador tenía una prueba de PCR positiva y que se había contagiado en la faena.

Las organizaciones sindicales han exigido más medidas de protección ante el sostenido avance de la pandemia en el país, donde ya se registran más de 254.000 contagios y 4.731 muertes confirmadas por Covid-19. El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), el regulador, dijo por la tarde que ya ha realizado más de 4.800 inspecciones a instalaciones mineras.

Hasta ahora las operaciones de la minería han continuado funcionando aunque con restricciones. El sábado, Codelco anunció una reducción de sus operaciones en el norte del país tras la muerte de un segundo trabajador a causa del virus y a inicios de esta semana reportó que los turnos de trabajo y descanso serían más extensos en su mina El Teniente, en la zona central.

Además de Codelco, en el país operan gigantes internacionales como BHP, Anglo American, Glencore, Antofagasta y Freeport McMoRan.

Chile, mayor productor mundial de cobre, reportó los primeros casos de coronavirus a inicios de marzo, que mostraron un alza explosiva desde mayo. Actualmente, más de la mitad de la población de unos 18 millones de habitantes está en cuarentena, incluida la ciudad minera de Calama, el epicentro de la industria.