Santiago. El proyecto de US$4.400 millones de la termoeléctrica a carbón Hacienda Castilla en el norte de Chile -desarrollado por una filial de EBX, propiedad del magnate brasileño Eike Batista- enfrenta otro retraso tras un fallo emitido el miércoles por una corte de apelaciones.

El tribunal falló que Castilla -que sería la segunda mayor planta de generación eléctrica del país- no cumple con ciertos estándares ambientales.

Analistas estiman que la compañía apelará al fallo.

No se pudo contactar a representantes de Castilla para solicitar declaraciones.