Desde hace 15 días los caficultores han registrado un repunte en la presencia de la roya en sus plantaciones debido a la canícula refirió Nils Leporowski, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé).

“Todavía no se tiene el reporte de las pérdidas, pero el equipo técnico de Anacafé realiza evaluaciones, pues el problema se da en todo el país”, agregó el ejecutivo durante la inauguración del 25 Congreso Nacional del Café, que comenzó este jueves y concluye este viernes.

Debido al problema, unos 20 mil productores se han acercado a las sedes de Anacafé a fin de solicitar cupones de descuento para la compra de insumos que les permita minimizar los efectos de la plaga.

“Calculamos que con las aplicaciones de los fungicidas, la cosecha 2013-2014, que concluye en septiembre, se mantenga en 4.1 millones de quintales oro”, agregó Leporowski.

“El incremento de la presencia de roya se ve principalmente en las plantaciones de caficultores que no hicieron la primera aplicación de fungicida en mayo último”, señaló Daniel Morán, caficultor de Santa Rosa.

Explicó que la plaga tiene tres fases: “En las primeras dos no se observan daños a la planta y en la tercera se observa un polvo amarillo, es en ese momento cuando la gente empieza a actuar, pero lo ideal es aplicar el fungicida para prevenir el problema”.

Marco Antonio Paxtor, caficultor de Chiquimula, indicó que evalúan el impacto de la roya en los cafetales, pero muchos caficultores no tienen dinero para aplicar el fungicida.

Paxtor refirió que los caficultores pequeños y medianos están en alerta, pues son ellos los que pueden perder sus cosechas.

Élmer López, ministro de Agricultura, refirió que para apoyar al caficultor, el Ministerio de Agricultura solicitó la semana pasada US$15 millones para el fideicomiso de Apoyo Financiero para los Productores del Sector Cafetalero, que se encuentra en el Banco de Desarrollo Rural (Banrural).

Leporowski refirió que ese fondo ya contaba con US$13 millones que fueron designados para préstamos y que los US$15 millones servirían para seguir otorgando el apoyo.

“El Congreso aprobó la ampliación por US$100 millones el año pasado y se acordó que el Ministerio de Finanzas brinde el dinero cuando se vaya necesitando”, agregó.