Milán. Las presiones inflacionarias por los precios mundiales de los alimentos serían menores en 2011/12 que hace un año por una mejoría de la cosecha, aunque los precios seguirían en niveles históricamente altos, dijo un economista senior de la agencia alimentaria de la ONU.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO, por sus siglas en inglés) subió su proyección para la producción de granos, como reflejo de los últimos datos de Estados Unidos, y anunció un alza sorpresiva en su índice global de precios alimentarios, impulsada por el azúcar.

Los analistas esperaban que las caídas recientes en los precios del trigo, el maíz y la soja pesarían sobre el índice y mitigarían la inflación de precios alimentarios, uno de los factores que precipitaron el malestar social en los países árabes este año.

"Es posible ver una influencia levemente menor de los incrementos de precios de los alimentos que vimos en 2010/11 en 2011/12", dijo el economista senior de la FAO Abdolreza Abbassian a Insider en una entrevista.

"Sin embargo, los altos precios en términos relativos, comparados con los niveles históricos, seguirán con nosotros. Desafortunadamente, la volatilidad no disminuirá, dado que los inventarios y reservas son bastante ajustados", agregó.

Índice descendió en junio. El índice, que mide cambios de precios mensuales para una canasta alimentaria de cereales, oleaginosas, lácteos, carnes y azúcar, promedió 234 puntos en junio, un alza desde 231 puntos revisados en mayo y 39% por encima de junio del 2010, dijo la FAO en una declaración.

El índice de la FAO llegó a un máximo de 238 puntos en febrero, despertando temores de una repetición de la crisis alimentaria mundial del 2007/08, cuando precios muy elevados inspiraron revueltas violentas en algunos países en desarrollo.

Mejora panorama de cosechas. La FAO subió su proyección para la producción mundial de cereales en el 2011/2012 a alrededor de 2.313 millones de toneladas, 11 millones de toneladas por encima de su última proyección, publicada el 22 de junio.

También se ubica un 3,3% por encima de la producción del año pasado, luego de dos revisiones consecutivas al panorama de siembra y cosecha estadounidense para el 2011.

Los futuros de maíz estadounidense cayeron un 10% en un solo día de la semana pasada, luego de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos estimó que las reservas del cereal no eran tan ajustadas como se temía, lo que aceleró un derrumbe de los precios del maíz, el trigo y varias otras materias primas.

Abbasian dijo que la presión bajista continuaría por un par de semanas, pero que la fuerte demanda, en especial de las industrias de forraje y biocombustibles, evitará que los precios caigan y los mantendrán en niveles históricamente elevados.

La FAO elevó su pronóstico para la producción global de trigo 2011/12 a 676 millones de toneladas, desde una previsión anterior de 671 millones, mayormente por un mejor panorama en India y en los países de la Comunidad de Estados Independientes, que contrarrestaría una caída en Estados Unidos y la Unión Europea.

El índice de precios de cereales de la FAO, que incluye los precios de los principales alimentos básicos, como el trigo, el arroz y el maíz, cayó el 1% desde mayo a un promedio de 259 puntos en junio, dijo.

El índice de precios del azúcar de la FAO promedió 359 puntos en junio, un alza de 14% desde mayo.