Londres. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), rebajó este miércoles su proyección para la producción mundial de trigo en 2010, a 651 millones de toneladas métricas, pero indicó que considera que la oferta de la fuente de alimentos clave es adecuada.

La rebaja del 3,7%, desde los 676 millones de toneladas estimadas previamente, se debe al efecto desfavorable de cuestiones meteorológicas sobre las cultivos en las últimas semanas, señaló la FAO.

Destacando problemas de producción en algunos de los países exportadores líderes y el consiguiente aumento de los precios internacionales del trigo, la FAO sostuvo que existe preocupación en cuanto a que se repita la crisis alimentaria de 2007-2008, que desató disturbios en muchos países del mundo.

No obstante, la FAO señaló que el mercado mundial del trigo sigue mucho más equilibrado que cuando se produjo la crisis y que los temores de una nueva crisis alimentaria mundial no se justifican en este momento.