Pfizer, la mayor farmacéutica de Estados Unidos, reportó este martes una ganancia mejor a la esperada en el segundo trimestre, ayudada por recortes en gastos de investigación y otros costos, y confirmó sus perspectivas para el 2012, pese al impacto negativo de un dólar más fuerte.

La empresa informó una ganancia de US$3.250 millones, o US$0,43 por acción en el segundo trimestre. La cifra se compara con una utilidad de US$2.610 millones, o US$0,33 por papel, del mismo período del año pasado.

Excluyendo ítems especiales, Pfizer ganó US$0,62  por papel, mientras que analistas esperaban una ganancia de US$0,54 sobre esa misma base, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos de la compañía cayeron un 9% a US$15.060 millones. Sin embargo, superaron las estimaciones de Wall Street de US$14.870 millones.

La firma dijo que sus ganancias se apoyaron en ventas mejores a las esperadas de su medicamento para el colesterol Lipitor, el tratamiento para el dolor Lyrica y la droga para la artritis reumatoidea Enbrel. Durante el trimestre también registró una caída en sus gastos de investigación y costos de ventas y administración.

Pfizer dijo en junio que planea separar su unidad de salud animal para convertirla en una compañía única que pueda enfocarse en su negocio central.

Este martes, la firma anunció que planea pedir a los reguladores hacia mediados de agosto la aprobación para una potencial oferta pública inicial de hasta un 20% de la propiedad de la nueva unidad de salud animal, que será llamada Zoetis.

El negocio de salud animal de Pfizer, que registró US$4.200 millones en ingresos el año pasado, tiene más de 9.000 empleados y vende medicinas, vacunas y otros productos relacionados con el bienestar de las mascotas.

Las acciones de la firma subían un 1,5% en las operaciones previas a la apertura del mercado.