El presidente de la Asociación Venezolana de Distribución de Equipos Médicos, Antonio Orlando, informó que desde octubre de 2011 no han sido liquidadas las autorizaciones de importación por parte del Banco Central de Venezuela (BCV).

Afirmó a Unión Radio que la suspensión del crédito ha afectado a 97 empresas del sector que deben a los proveedores del exterior más de US$150 millones “es un tema grave y complicado”.

Los problemas con la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) hacen que "esté suspendida la importación de productos, equipos médicos, consumibles y repuestos, debeido a que los proveedores nos cerraron la línea de crédito”, expresó Orlando.

El presidente de la organización indicó que algunas de las cosas que faltan son “los insumos, los consumibles y los repuestos para poder mantener la base instaladas. Equipos de alta tecnología, como tomógrafos y encefalografía. En consumibles e insumos, las bolsas de colostomía, mientras en laboratorio los tubos de ensayos al vacío”.

Destacó que han tratado el tema con Cadivi, dado que  “en la reunión de hace dos viernes atrás, ellos reconocieron que tenían unos retrasos en las divisas, pero no es un problema de Cadivi sino de Banco Central para que puedan autorizarlas".