Derivado de las licitaciones celebradas de farmouts o asociaciones de terceros con Petróleos Mexicanos (Pemex), la estatal mexicana ha recibido US$2.513,52 millones provenientes de los tres bloques adjudicados, con lo que las aportaciones que los socios realizarán a Pemex equivalen ya a 23.3% del estimado para todas sus inversiones de capital ejercidas y por ejercer durante el 2017.

Según las estadísticas de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), estos US$2.513,52 millones son las inversiones comprometidas y aprobadas por parte de los ganadores de los tres concursos. El monto se compone por US$1.974 millones para la cuenta conjunta de inversión en Trión.

Así, la australiana BHP, que obtuvo una participación de 60% del contrato de licencia, se encuentra en la etapa de transición y arranque de la exploración de este bloque, ubicado en el Cinturón Plegado Perdido, en aguas profundas del Golfo de México, donde ha comprometido 78% de las inversiones de terceros como parte de los farmouts. Hasta el momento lleva un avance de 82% en esta etapa, al llegar a 98 de los 120 días que tiene como plazo para presentar un plan de exploración que tendrá una duración de cuatro años para el bloque en conjunto con Pemex Exploración y Producción.

Cabe recordar que en el monto presupuestado se incluye el pago en efectivo de US$624 millones que la australiana ofreció como bono de desempate en la licitación de diciembre pasado, para superar a la inglesa BP, que igualmente ofreció el máximo de regalía adicional para el Estado. Este monto se suma a la inversión mínima solicitada de US$570 millones.

Transferencias por adjudicación. En tanto, para Cárdenas-Mora, con una superficie de 168,5 kilómetros cuadrados en la provincia geológica Salina del Istmo, tierra adentro en el estado de Tabasco, la egipcia Cheiron Holdings comprometió US$166,5 millones como parte de la transferencia obligada para participar en el concurso con 50% del contrato. Dado que este bloque ya cuenta con producción, que asciende a 10.000 barriles por día, la CNH no buscó un monto de acarreo en favor de Pemex por las inversiones realizadas en exploración, sino una transferencia en efectivo para continuar con las labores.

Finalmente, la alemana Dea Deutsche comprometió US$373,02 millones en la firma del contrato de licencia, por una participación de 50% en el campo terrestre Ogarrio, de los cuales pagó la mitad a Pemex hace dos semanas y entregará la otra mitad en un año, conforme se estableció en las bases de la licitación.

En los tres contratos de licencia, el Estado, a través del Fondo Mexicano del Petróleo, recibirá US$93,25 millones, que son el remanente establecido en Ogarrio, donde Dea Deutsche rebasó el tope que podía otorgar a Pemex para quedarse con el contrato.