La firma de transporte de encomiendas Fedex reportó este martes una ganancia ajustada por encima de las previsiones y anticipó mejores resultados para su año fiscal 2013, ya que espera que un plan de recortes de costos le ayude a compensar una menor demanda por la desaceleración de la economía global.

La segunda empresa más grande del mundo de su sector dijo este martes que la ganancia neta de su cuarto trimestre fiscal terminado el 31 de mayo fue de US$550 millones, o US$1,73 por acción, por debajo de los US$558 millones, o un US$1,75 por acción del mismo período del año anterior.

Pero la ganancia ajustada alcanzó los US$1,99 por acción, por encima de los US$1,75 de un año atrás y sobre las estimaciones de US$1,92 por título proyectados por analistas consultados por Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos subieron un 4% a US$11.000 millones, cerca de los US$11.100 millones estimados por Wall Street.

FedEx dijo que enfrenta un alza en los costos para el 2013, considerando mayores gastos de pensión y depreciación.

La empresa anticipó una ganancia por acción de US$1,45 a US$ 1,60 en el primer trimestre y de US$6,90 a US$7,40 para todo el 2013.

El panorama "no incluye los impactos de los significativos programas de reducción de costos que están actualmente bajo revisión y que podrían ser anunciados en el otoño", dijo la empresa en una declaración.

FedEx había rebajado en marzo sus perspectivas debido a la tendencia de desaceleración de la economía global y la crisis de la zona euro.

Las acciones de la empresa caían un 1,7% en las transacciones previas a la apertura del mercado a US$86,90.