La Paz. Cerca de 11.000 personas visitaron la feria internacional de turismo, superando las expectativas de sus organizadores. El evento se inauguró el lunes y concluyó este domingo en el Círculo de Oficiales del Ejército de Bolivia (COE).

“Esperábamos tener 10.000 visitantes, pero hemos llegado a 11.000 personas que recorrieron los stands (de exposición)”, informó Martín Careaga, presidente de la feria.

Este año, la decimoquinta versión del evento contó con la participación de 400 empresas e instituciones inscritas y unos mil delegados provenientes de once países de América Latina y otros continentes.

“Tuvimos (delegados de) 23 ciudades del continente americano, uno de España y 40 representantes de diferentes regiones del país”, detalló.

El principal objetivo de la feria, según Careaga, fue que los bolivianos conozcan el país y luego poner en los ojos del mundo sus destinos turísticos y su mano de obra. “No sólo empresarios de turismo (agencias de viaje, hoteles, empresas de transporte y restaurantes) ofertaron sus productos, también tuvimos gente que elabora prendas de vestir, utensilios y adornos especiales de cada región”.

Para conseguirlo, señaló, se tuvo el apoyo de las nueve gobernaciones y de 48 municipios turísticos que mostraron su riqueza en cuanto a ropa, artesanías y gastronomía. “De esta manera, el pequeño empresario y el artesano aprenden que el turismo es un excedente de desarrollo y un arma infalible de lucha contra la pobreza. El turista no sólo gasta en alojamiento y transporte, sino también paga a un guía, un botero, un canillita, un salchipapero o un lustrabotas”, subrayó el empresario.

El turismo internacional fue difundido por delegados de Argentina, México, Chile, Brasil, Venezuela y España. Ellos ofrecieron paquetes que incluían transporte (aerolíneas o firmas de transporte terrestre), hotel y tours en ciudades o poblaciones alejadas de los centros urbanos. Las embajadas y consulados tuvieron también sus propios stands.

La mayoría de los ambientes de exposición tenía en su decoración detalles típicos y platillos propios de cada lugar. Careaga adelantó que la próxima edición de la feria se desarrollará en espacios con una extensión mayor o igual al del COE.

El evento demostró organización. Los ambientes de exposición de la XV feria internacional de turismo fueron distribuidos en la planta baja y el primer piso del COE. En los jardines se instaló un patio de comidas con una muestra gastronómica variada. El evento abrió sus puertas al público a las 11.00 del viernes y fue clausurado a las 20.00 de este domingo. Por las noches, fue escenario de espectáculos de música y danza como los protagonizados por la Diablada Urus y la Saya de Tocaña.