Bogotá. Unos 50 vagones de un tren que transportaba carbón desde las minas de Prodeco, la unidad de Glencore en Colombia, se descarrilaron esta semana, pero las operaciones ferroviarias fueron restablecidas, informó el sábado la firma a cargo de la concesión del ferrocarril.

Colombia es el quinto mayor exportador mundial de carbón y Glencore , es uno de los tres mayores exportadores del mineral desde el país andino con su unidad Prodeco.

La compañía privada Fenoco dijo que el accidente ocurrió el jueves cuando un vagón de un tren se descarriló en un cruce, provocando que alrededor de 50 carros con 3.000 toneladas de carbón se volcaran.

Peter Burrowes -presidente de Fenoco cuyos accionistas incluyen Prodeco, Drummond, Vale y Goldman Sachs- dijo que las operaciones ferroviarias se reanudaron completamente en las últimas horas.

"Hemos restaurado la capacidad ferroviaria por completo", dijo al afirmar que la totalidad del carbón se recuperó.

El ferrocarril permite el desplazamiento de un total de 24 trenes al día, cada uno con alrededor de 6.000 toneladas de carbón de Drummond, Prodeco y Vale, explicó Burrowes.

El directivo afirmó que la causa del accidente está siendo investigada y anticipó que pudo haber sido causado por un problema con un interruptor o una de las ruedas de un vagón.

Las operaciones de Glencore Prodeco incluyen las minas de La Jagua y Calenturitas. La empresa cuenta con sus propias instalaciones portuarias.

Exportadores de Colombia están tratando de ponerse al día con envíos retrasados después de varios meses de lluvia, mientras que el carbón de Rusia está llegando congelado a los puertos y Sudáfrica se enfrenta a un problema potencial debido a las fuertes lluvias.

En Australia, la industria del carbón ha sido afectada por las inundaciones y podría quedar interrumpida durante meses después de que ferrocarriles y carreteras principales fueron arrasadas, mientras que la infraestructura podría tomar años para repararse.

Fuertes precipitaciones en toda Colombia, causadas por el fenómeno climático La Niña, han causado daños en la infraestructura y golpeado el sector agropecuario y la industria del carbón.

Lamentablemente la oficina meteorológica del gobierno ha pronosticado que las lluvias podrían extenderse hasta junio próximo, lo que mantiene la preocupación de las autoridades ante el riesgo de que nuevos accidentes se produzcan.