Madrid. El grupo español Ferrovial Agroman, en consorcio con la brasileña Toniolo Busnello, se ha adjudicado dos contratos para la ampliación de un tramo de autopista que conecta las ciudades brasileñas de Sao Paulo y Curitiba por un importe conjunto estimado de US$94,8 millones.

En concreto, Ferrovial Agroman se encargará de los lotes 6 y 7 del proyecto "Duplicação da Serra do Cafezal" de la autopista Régis Bittencourt, BR-116, que conecta estas dos ciudades del sureste de Brasil.

Según ha señalado el consejero delegado de Ferrovial Agroman, Alejandro de la Joya, se trata del primer proyecto que desarrollará Ferrovial Agroman en Brasil.

La autopista Régis Bittencourt, perteneciente al operador brasileño Arteris, registra uno de los niveles de tráfico más altos de Brasil, señala Ferrovial en un comunicado.

Los lotes adjudicados forman parte del proyecto de duplicación del tramo conocido como la Serra do Cafezal, entre los municipios de Miracatú y Juquitiba.

El proyecto tiene un recorrido de 4,6 kilómetros e incluye la construcción de tres túneles, uno de ellos de 747 metros de longitud, y cinco viaductos, el más largo de ellos de 845 metros.

En 2012, las ventas exteriores de Ferrovial Agroman representaron el 70% de los ingresos, mientras que el 70% de su cartera provino de la actividad internacional.

Ferrovial Agroman, a través de su filial de servicios británica Amey, anunció este miércoles que había sido seleccionada como oferta preferente para llevar a cabo el mantenimiento de las carreteras del condado de Staffordshire (Reino Unido) durante diez años, ampliables a otros diez, por un importe que puede superar los US$131,4 millones anuales en función de su duración.