Barcelona. Fersa Panamá, empresa participada por la compañía catalana Fersa Energías Renovables, se ha adjudicado un contrato de venta de energía para 15 años por parte de la Empresa Estatal de Transmisión Eléctrica (Etesa) del gobierno panameño.

En un comunicado, esta compañía de energías renovables ha precisado que Etesa publicó la resolución de la adjudicación de este contrato de energía el pasado viernes.

Fersa y sus socios tienen una participación del 30% en el parque eólico Toabré de Panamá, que producirá la energía que se venderá a dicha compañía estatal panameña.

La compañía comenzará a construir este parque en el segundo semestre del año con una primera fase de 102 megavatios que posteriormente se ampliará hasta los 225 MW autorizados.

Fersa Panamá también cuenta con el parque eólico de Antón de 105 MW autorizados, que una vez construido, representará una capacidad de 330 MW instalados en este país.

La adjudicación por parte de la administración panameña del contrato de venta de energía "refuerza el proceso de internacionalización en el que Fersa está inmersa actualmente", según la compañía.

Con este parque y el recientemente construido en la India de 20 MW, Fersa reduce a menos del 50% el peso de su negocio en España.

En este sentido, Fersa avanza en su plan de crecimiento para el período 2013-2015 que incluía la construcción de tres parques eólicos en India, Panamá y Polonia incorporando 85 nuevos MW atribuibles en explotación.