Milán. La automotriz italiana Fiat SpA considera cuatro centros administrativos y la ciudad de Turín, su sede histórica, retendría su rol central, según reportes publicados el domingo que citaban declaraciones de la empresa a políticos.

Las aclaraciones de jefes de Fiat a políticos regionales y del gobierno se produjeron tras el comentario del viernes del presidente ejecutivo de la automotriz, quien dijo que las oficinas podrían mudarse a Estados Unidos tras una fusión con su afiliada Chrysler en dos o tres años.

"(Sergio) Marchionne (presidente ejecutivo de Fiat) ha explicado los planes que se refieren exclusivamente a futuros acuerdos posibles de la compañía que aún no han sido decididos", dijo el sábado el ministro de Bienestar Social de Italia, Maurizio Sacconi.

No se planean cambios a la ubicación de las oficinas administrativas y las actuales actividades de la automotriz en Turín, afirmó Sacconi en una declaración emitida después de que conversara con Marchionne.

El presidente de Fiat, John Elkann, conversó por teléfono con el alcalde de Turín, Sergio Chiamparino, reportó el domingo el diario la Repubblica. El sábado, Chiamparino afirmó al mismo diario que el traslado de las oficinas de Fiat a Estados Unidos sería "inaceptable".

"Elkann ha explicado que la estrategia de Fiat prevé la integración con Chrysler y que habrá más centros administrativos donde exista una fuerte presencia de mercado", dijo el alcalde de Turín, según reportó el domingo el diario.

Habrá "un (centro) en Turín, uno en Detroit para Estados Unidos, uno en Brasil, y si es posible, uno en Asia", señaló el diario, tras citar a Elkann.