Turín. Las ventas de autos nuevos en Europa declinarán por quinto año seguido el 2012 a 13 millones de unidades, declaró este miércoles el presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, quien pronosticó que la estabilización y el inicio de una recuperación sólo ocurriría a finales de año.

El 2011 se vendieron 13,1 millones de autos en Europa, mientras que el 2007 fueron casi 16 millones de unidades, antes del inicio de la crisis financiera, según cifras de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

El mercado automotor europeo debe hacer frente al debilitado poder de gasto del consumidor y al temor por los altos precios del petróleo, mientras que las automotrices se enfrentan en una competencia despiadada que agrega presión a sus márgenes.

"Para el 2012 las expectativas del mercado en Europa no son alentadoras", dijo Marchionne durante una reunión con accionistas en Turín.

Marchionne ya había presentado un panorama sombrío para el mercado doméstico de Fiat en Italia, donde las ventas del 2012 se espera caigan a 1,5 millones de unidades tras un mes "horrible" en marzo, el peor desde 1980.

El ejecutivo espera ganancias netas en un rango de 1.200 millones de euros y 1.500 millones de euros para 2012. Los ingresos excederían los 77.000 millones de euros, gracias a la fortaleza actual de sus operaciones en Estados Unidos y América Latina.

Fiat espera ventas de autos entre 4,1 y 4,4 millones de unidades el 2012, contra los 4 millones vendidos el 2011.