Ciudad de México. La automotriz italiana Fiat negocia con varias empresas en Rusia en busca de opciones para crecer en ese país, al tiempo que en los próximos meses decidirá si aumenta su producción en México o Brasil.

La firma está a la caza de oportunidades luego de que la rusa Sollers favoreciera a Ford Motor Co en la creación de una alianza estratégica a principios de febrero, en la que Fiat estaba interesada.

Otros rivales como la japonesa Toyota Motor Corp y la alemana Volkswagen AG también han tratado de buscar socios en Rusia para ampliar su mercado.

"Estamos en conversaciones con varias personas sobre cómo vamos a proceder en Rusia", dijo Sergio Marchionne, director ejecutivo de Fiat y Chrysler.

"Estoy confiado en que vamos a encontrar una solución y, si es necesario, Fiat lo hará por su cuenta", agregó.

La empresa TaGaz ha sido nombrada por la prensa europea como una de las posibles socias de Fiat, pero Marchionne no hizo mención de alguna firma.

Fiat tiene una participación en la estadounidense Chrysler y controla el gerenciamiento de esa firma.


América Latina. El directivo se encuentra en México para lanzar la producción del modelo compacto Fiat 500 en el país, para lo que la empresa invirtió US$550 millones.

Joseph ChamaSrour, presidente y director ejecutivo de Chrysler en México, dijo que en los próximos meses Fiat decidirá si realiza una inversión mayor a los US$550 millones en México o en Brasil, en donde tiene una planta, para elevar su producción de vehículos comerciales.

"Estamos compitiendo con Brasil, que tiene también capacidad de producción, y por el momento es solamente un proyecto, no podemos hablar de cifras", dijo.

"Pero estamos hablando de una inversión mayor a la hecha ahora en México (...) la decisión debe hacerse este año, en los próximos dos o tres meses", agregó.