Turín. La empresa italiana Fiat se adelantó a desmentir las noticias que confirmaban la decisión de trasladar su sede principal desde Turín hasta Detroit, Estados Unidos, según un comunicado emitido por la empresa.

En el escrito se advierte que la empresa evalúa un cambio de su cuartel general, pero que la decisión aún no ha sido tomada.

"Se trata con toda evidencia de informaciones no actuales, como aparece claro por el hecho que sean publicadas en la parte interna, y sin particular evidencia, en un largo informe sobre la Fiat", consignó Agencia Ansa.

La decisión sobre la próxima sede será tomada de acuerdo al acceso de los mercados financieros y al ambiente favorable al desarrollo manufacturero.

La empresa advirtió que ninguna posición nueva se ha adoptado desde que en febrero el CEO de la Fiat, Sergio Marchionne, dijera que estaban trabajando en el saneamiento de Chrysler y que esperaba que su socia pudiera cotizar en bolsa.

Los banqueros que conocen a Fiat esperan, debido a los problemas que mantiene con su socia, que Marchionne maneje el grupo desde los Estados Unidos.