La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) calcula que el Mundial de Brasil 2014 dejará un "resultado positivo" de 200 millones de dólares que irá a las reservas del organismo, informó el secretario general, Jerome Valcke.

"Los derechos de comercialización de la Copa del Mundo para 2014 son unos US$3.500 millones, el dinero que estamos gastando en el mismo período va por los US$3.300 millones. Al 2014, la FIFA tendrá un resultado positivo de US$200 millones que van a nuestras reservas según lo solicitado por nuestros 208 miembros", dijo Valcke a periodistas en Rio de Janeiro.

El responsable aclaró que el dinero no representa "ganancias" para la organización internacional porque "no somos una empresa privada". "El 80% del dinero que recibimos va de vuelta al fútbol con asistencia, financiamiento", indicó.

Además, Valcke aclaró que Brasil no está pagando a la FIFA por organizar la Copa del Mundo y que la repercusión de los miles de millones en inversiones van más allá del evento deportivo.

El presupuesto de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) refleja que entre 2011 y 2014, el ente recaudará US$3.800 millones y gastará US$3.600 millones.

Para la Copa de Brasil, un total de "US$1.125 millones son manejados directamente por la FIFA y cubre áreas como el dinero del premio, la producción de televisión, así como operaciones de equipos y juegos", según el documento enviado el jueves a la AFP.

El Comité Organizador Local (COL) tiene un presupuesto de 800 millones de reales (unos US$475,5 millones), que es financiado 100% por la FIFA.

Sudáfrica-2010 recaudó US$3.655 millones -sin contar los ingresos por boletería- y tuvo gastos por 1.298 millones de dólares, precisó FIFA.

Además del Mundial-2014, Brasil recibirá también la Copa Confederaciones en 2013.