Jerome Valcke, secretario general de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, llegó a Brasil con el objetivo de lograr que el parlamento brasileño apruebe la ley para la venta de bebidas alcohólicas en los estadios de fútbol durante la celebración de la Copa Mundial de Brasil 2014.

La propuesta lleva nueve meses en discusión y ha generado polémica en el país organizador de la Copa del Mundo. En Brasil está prohibida la venta de alcohol en escenarios deportivos y muchos de los diputados de ese país no están de acuerdo con la posible medida.

La propuesta otorgaría muchas facilidades tributarias para aquellas empresas de bebidas que auspicien el torneo.

“Se alcanzará un acuerdo, pues sólo quedan por resolver cuestiones cosméticas”, expresó Valcke en un contacto con los medios brasileños, reportó el diario La Tercera de Chile.

La “Ley de la Copa” será nuevamente debatida el 1 de febrero, una vez que los parlamentarios retornen a la Cámara de Diputados después del receso por las fiestas de fin de año.

El representante del comité ejecutivo de la FIFA fue recibido por el ministro de Deportes, Aldo Rebelo y por el ex astro Ronaldo Nazario, miembro del Comité Organizador del Mundial 2014; quienes lo acompañaron en todas sus diligencias.