Sao Paulo. La subasta de privatización de la Compañía Eléctrica de Sao Paulo (Cesp) fue fijada para el 2 de octubre y tendrá un precio mínimo de 14,30 reales (US$3,69) por acción, lo que evalúa a la empresa en unos 4.700 millones de reales (US$1.215 millones), dijo la presidencia de la República.

El precio mínimo por acción es inferior al de 16,80 reales (US$4,34) estipulado en agosto del año pasado, lo que debe atraer más interesados ​​por el bloque de control del gobierno paulista en la eléctrica.

De acuerdo con el documento, la hidroeléctrica de Porto Primavera, considerada el principal activo de la compañía, tendrá un nuevo contrato de concesión, que expirará en 2048, y no en 2028.

Por el edicto, el nuevo controlador quedará obligado a pagar en la liquidación de la subasta una cantidad adicional al precio final de la subasta de 8,6 millones de reales (US$2,22 millones) para compensar las acciones de la oferta a los empleados con desajuste.

Podrá participar en la subasta cualquier empresa interesada brasileña o extranjera, instituciones financieras, Fondos de Inversión en Participaciones (FIPs) y entidades de previsión complementaria, sea actuando aisladamente o en consorcio.

La Cesp opera tres hidroeléctricas en Sao Paulo, pero Porto Primavera responde por la mayor parte de los cerca de 1,65 gigavatios del portafolio de la empresa.