Madrid. Iberdrola dijo este martes que su filial brasileña Neoenergia ha acordado su desembarco en Eletropaulo, la mayor empresa de distribución de Brasil, a través de dos operaciones (ampliación de capital y opa posterior) que podrían suponer un desembolso aproximado de unos 1.400 millones de euros.

Neoenergía se ha comprometido a suscribir la totalidad de la oferta pública de suscripción de 67,73 millones de acciones (greenshoe incluido) que está haciendo Eletropaulo, paquete equivalente al 40,4% del capital de la distribuidora, a un precio de 25,51 reales por acción (unos 6 euros/acción o 406 millones en total).

Eletropaulo garantiza a Neoenergía al menos el 80% de la ampliación, mientras que la filial de Iberdrola podría desistir si otros inversores ofrecen un precio superior al suyo, añadió Iberdrola.

El mes pasado, la italiana Enel reconoció que estaba interesada en la OPS de Eletropaulo, empresa participada por el banco de desarrollo BNDES y la eléctrica estadounidense AES.

Además, Iberdrola ve sinergias en la incorporación de Eletropaulo, al encontrarse sus activos próximos a las zonas de actividad de Neoenergia.

Tras la ampliación de Eletropaulo, que capitaliza unos 3.700 millones de reales en la bolsa brasileña tras cerrar la víspera en 22 reales por título, Neoenergía lanzaría una oferta de compra para controlar la distribuidora al mismo precio de la ampliación, es decir, a 25,51 reales por título.

Esta segunda operación, por entre el 51% y el 100% de Eletropaulo, supondría un desembolso de entre 2.134 y 4.269 millones de reales (504-1.007 millones de euros).

Las transacciones aún deben ser aprobadas por el consejo de Neoenergia, controlada por Iberdrola y por fondos de pensiones brasileños, que tomará una decisión el próximo viernes, dijo Iberdrola.

Nuevo impulso en importante mercado para Iberdrola. Tras la integración de Elektro en Neoenergia el verano pasado, la compra de Eletropaulo supondrá otro punto de inflexión para las ambiciones de Iberdrola en Brasil, mercado de ingresos estables en el que la eléctrica española ha estado muy activa en los últimos años adquiriendo empresas y al que destinará cerca de una quinta parte de su plan inversor.

La adquisición de Eletropaulo, una distribuidora que gestiona 40.000 kilómetros de redes de distribución en la populosa Sao Paulo y su área metropolitana, sumaría 7,2 millones de puntos de suministro a los más de 13 millones que tiene Neoenergia.

Además, Iberdrola ve sinergias en la incorporación de Eletropaulo, al encontrarse sus activos próximos a las zonas de actividad de Neoenergia.

“Esta operación ... encaja perfectamente en la actividad del grupo” en Brasil, destacó Iberdrola en una nota de prensa.