Santiago. Una planta de celulosa de la chilena Empresas Copec ha dejado de producir hasta ahora unas 14.000 toneladas del material debido a una forzada paralización motivada por la baja en el cauce de un río que la alimenta, informó este miércoles un diario local.

Arauco, uno de los mayores productores mundiales de celulosa, detuvo diez días atrás su planta Valdivia, con capacidad de 550.000 toneladas anuales.

El gerente de Asuntos Públicos y Responsabilidad Social de la empresa, Iván Chamorro, dijo al Diario Financiero que la planta ha dejado de producir 14.000 toneladas desde el inicio de la contingencia y que se desconoce cuándo podrá retomar las actividades.

Autoridades de la sureña región donde está la planta han dicho que la detención podría prolongarse por un mes, lo que representaría una merma importante para los ingresos de Arauco.

Las operaciones de la unidad de Copec fueron duramente golpeadas en febrero del año pasado por el potente terremoto que sacudió la zona centro-sur del país.