Río de Janeiro. La filial de la automotriz Volkswagen en Brasil exportó el año anterior 124.959 automóviles a 16 países, 35 por ciento más que en 2014, con lo cual se mantiene como el mayor exportador de coches del país sudamericano, destacó hoy el fabricante.

Este aumento se logró pese al escándalo mundial que enfrentó la compañía, tras ventilarse en 2015 la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en algunos modelos.

Según la compañía, el aumento de las exportaciones de Volkswagen Brasil en 2015 fue superior al del sector automotor en general (24,8 por ciento) y supuso el 30 por ciento del total de los embarques de automóviles de Brasil (416.955 unidades).

La compañía atribuyó el crecimiento de las exportaciones a la depreciación del real frente al dólar, que fue del 48,3 por ciento el año pasado, lo cual aumentó la competitividad de los productos brasileños en el exterior.

"El real desvalorizado contribuyó pero no fue el único factor importante en nuestro caso (...) algunos países de América Latina también sufren con la devaluación. Ante ese desafío, Volkswagen reforzó su estrategia de exportación y diversificó el portafolio con nuevos productos", aseguró el vicepresidente de ventas de Volkswagen Brasil, Jorge Portugal.

Volkswagen aclaró que los vehículos que fabrica en Brasil no son los que están afectados por tener el software que altera los resultados en las emisiones para burlar las exigencias ambientales, ya que no los produce.

No obstante, citó para revisión 17.057 vehículos Amarok en el país que tienen motor de diesel y fueron importados desde Argentina.

El aumento de las exportaciones de vehículos fabricados en Brasil contrasta con la caída de las ventas internas por el mal momento que vive la economía nacional.

Según datos oficiales, las ventas de vehículos nuevos en Brasil retrocedieron 26,5 por ciento en 2015, con 2,5 millones de unidades, el peor dato desde 2007 y la tercera caída anual consecutiva.

También cayó la producción 22,8 por ciento, con 2,4 millones de unidades, que sitúan el nivel igual que en 2006.

Según Volkswagen, además de ser el mayor exportador de automóviles de Brasil en unidades y valor, la subsidiaria se ubicó entre las 25 mayores empresas exportadoras del país el año pasado, con ventas al exterior por 1.279,9 millones de dólares, 12,2 por ciento más que en 2014.

El principal destino de las exportaciones de Volkswagen Brasil fue Argentina, con 68.788 unidades, mientras que otros importantes destinos fueron México, Uruguay y Perú.