Lima. Pérdidas por US$770 millones al Fisco peruano y a empresas privadas dejó la paralización de actividades de los estibadores del puerto del Callao durante 10 días y que finalizó ayer.  

El levantamiento de la huelga se logró tras un acuerdo de las autoridades, encabezadas por el ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, con la dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores Marítimos y Portuarios del Puerto del Callao (Sutramporpc), que previamente se había juntado con sus bases.

Jubilación anticipada, reconversión laboral y una nueva Ley del Trabajador Portuario son los temas pendientes a trabajar entre las partes, lo que se hará desde este lunes, informa Expreso.  

Los puntos solicitados, que forman parte de un esquema general que apunta a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, se tratarán con la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Manuela García.

En paralelo, las autoridades también propusieron juntar a estibadores y empresarios y así buscar temas de consenso en el proyecto de Ley del Trabajador Portuario junto con ver la forma de que los trabajadores puedan participar en la modernización portuaria.

En ese sentido, el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez, señaló que se formará una comisión sectorial para evaluar propuestas de solución a los problemas que tienen los estibadores.