La investigación, a cargo de consultores independientes y costeada por la Unión Europea (UE), registró las condiciones laborales en 153 fincas agrícolas en cuatro departamentos del país, divididos en dos grupos.

La consultora del “Mapeo, registro y caracterización de grandes unidades productivas agrícolas en el cumplimiento de pago del salario mínimo en actividades agrícolas”, Iris Bonilla, declaró que en el caso de Quetzaltenango, donde la mayoría de fincas son cafetaleras, 53.7% incumple con las condiciones laborales, contra 34.3% que sí lo hace.

En la región de Izabal, Alta y Baja Verapaz, el 77.6% de fincas paga el salario mínimo, determinado principalmente por el desempeño de las fincas bananeras, lo cual, a decir del ministro de Trabajo, Mario Illescas, responde al hecho de que en estas existen sindicatos de trabajadores.