La asociación de Fintech Chile (FinteChile) acusó a la cadena de supermercados Walmart Chile de “discriminación injustificada” por no aceptar tarjetas prepago.

En un comunicado, el gremio afirmó que el “bloqueo” de Walmart Chile al uso de tarjetas de pago con provisión de fondo hace daño a la inclusión financiera y digital, ya que se han emitido 4 millones de tarjetas en el país “lo que se traduce en 4 millones de personas que se han visto impedidos en poder comprar bienes de primera necesidad en forma presencial o digital con el uso de su tarjeta prepago”.

Durante la semana pasada, ante la acusación, la multinacional de retail había respondido que “no hemos percibido su interés por utilizar las tarjetas de prepago”, ya que entre 2020 y 2021 no recibió requerimientos de clientes para contar con este tipo de medios de pagos. 

Además, la cadena de supermercados dijo que las tarjetas de prepago están asociados a un alto costo, lo que no permitiría a Walmart Chile “abastecer a las familias con los mejores precios del mercado”. 

Ante estas declaraciones, Fintech Chile afirmó que la decisión de la multinacional obstaculiza la libre competencia, ya que no existe una justificación técnica o económica para haber bloqueado las tarjetas prepago. “Resulta totalmente insólito saber que el costo de procesar tarjeta de débito sea exactamente lo mismo de una tarjeta prepago y aun así se está bloqueando esta última, acusándola de tener un costo desproporcionadamente alto”, dijo.

El gremio cuestionó a la compañía de bloquear este medio de pago para potenciar el suyo propio: “Después de todo, tanto la tarjeta Líder, como las 4 millones de tarjetas de prepago emitidas a la fecha, atienden y compiten mayoritariamente para captar el mismo segmento, C3 y D”.

Finalmente, la asociación llamó al Ministerio de Hacienda de Chile para promulgar lo antes posible la Ley que regula las tasas de intercambio de las marcas de tarjetas. como también al Tribunal de Libre Competencia para poner “particular atención a la discriminación injustificada que están haciendo las grandes cadenas de supermercados”.