Singapur. Una compañía australiana dijo este martes que planea fabricar hamburguesas, papas fritas y otros productos comercializados por el principal operador de comida rápida del país hasta un 40% más saludables, empleando el vegetal quingombó y otros ingredientes naturales.

Holista Colltech, con sede en Perth y Malasia, y operador de los restaurantes australianos Red Rooster, Oporto y Chicken Treat, desarrollará y usará los ingredientes patentados por un período exclusivo de dos años en Australia, dijo el presidente ejecutivo de Holista, Rajen Marnickavasagar.

"Creemos que podemos impactar significativamente en la industria global de la comida rápida", señaló Rajen en una entrevista telefónica desde las instalaciones de la empresa, en Kuala Lumpur.

"Somos la única compañía en tener una solución integral a las cuatro 's' (como se las conoce por sus iniciales en inglés): la sal, el azúcar, el almidón y las grasas saturadas", expresó, y agregó que cuando se adopten a escala comercial, los productos podrían cambiar el multimillonario sector.

El empresario señaló que hay un tsunami de estos cuatro elementos que invade a la industria de la comida rápida. "Estos alimentos son económicos, abundantes y altamente adictivos. Pero han llevado a una epidemia de obesidad en el mundo", dijo Rajen.

La obesidad global se ha duplicado desde 1980, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fundamentalmente debido a un incremento en el consumo de alimentos con alto contenido de grasa, sal y azúcares. La enfermedad es la quinta causa de muerte.

De acuerdo con las últimas estadísticas disponibles, 1.500 millones de adultos y 43 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso en el 2008.

El acuerdo de Holista es con Quick Service Restaurant Holdings Pty Ltd, que opera 620 restaurantes Red Rooster, Oporto y Chicken Treat en Australia.

Las dos empresas desarrollarán sal con bajo contenido de sodio, papas fritas reducidas en grasa y harina con bajo índice glucémico patentadas por Holista, lo que puede ayudar a recortar cerca de un 40 por ciento las problemáticas cuatro "s" de la cadena alimenticia, dijo Rajen.

Los nuevos productos emplean quingombó (okra) disecado y en polvo, lentejas y otros ingredientes naturales que fueron certificados como GRAS ("generalmente considerados saludables" según la sigla en inglés) por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), señaló el empresario.

Según Rajen, no habrá diferencia en el sabor.

Quick Service, comprada por la empresa australiana privada Archer Capital por 474 millones de dólares previamente este año, dijo que está buscando este tipo de desarrollos con la intención de mejorar la calidad y los beneficios para la salud de su comida.

Rajen manifestó que simplemente intentar convencer a las personas de que coman mejor no funciona.

"Intenté cambiar la mentalidad de las personas, pero no puedo", dijo. "Ahora estoy diciendo, 'coman como quieran, pero podemos hacerlo más saludable'", finalizó Rajen.