Londres/Buenos Aires. La firma británica de exploración de petróleo Desire Petroleum dijo este miércoles que su programa de perforación en las Islas Malvinas avanzará según lo planeado a pesar de una medida del gobierno argentino para restringir el acceso al área.

"Toda esta situación, desafortunadamente, se ha anticipado por meses", dijo un portavoz de la compañía.

"La logística de Desire no está afectada", agregó.

Sin embargo, el vicecanciller argentino, Victorio Taccetti, advirtió que se encarecerá la exploración de hidrocarburos en las Malvinas, tras el decreto que establece la necesidad de que los buques cuenten con autorización del gobierno argentino para navegar por aguas jurisdiccionales de su país.

Taccetti afirmó que para las empresas británicas se hará "más difícil y más costosa" la exploración la zona, señaló Telam.

Agregó que el decreto firmado por la presidente Cristian Fernández se enmarca “en una estrategia argentina de defensa de nuestros derechos legítimos (sobre las Malvinas), que son desconocidos sistemáticamente por los ingleses".

El vicecanciller argentino enfatizó que "ellos pretenden explotar en forma unilateral e ilegítima recursos naturales que son de la República Argentina, y la Argentina tiene que tomar las medidas adecuadas para defender sus intereses y sus derechos".

Explicó que si bien ya existían "algunas autorizaciones de tipo administrativo" para la operación de los buques, con el nuevo decreto ello "se eleva el nivel" de autorización, por lo que varios ministerios intervendrán en la entrega de permisos.

Taccetti explicó que el trámite "dificulta" la operatoria de los buques que se dirijan a Malvinas. "Cuanto más lejos tengan que ir a buscar sus aprovisionamientos, se les hace más difícil y más costoso" el trabajo.

“Esta, por suerte, es una cuestión en la que todos los argentinos estamos muy unidos, más allá de las posiciones políticas que tengamos", concluyó.