Houston. La firma estadounidense Devon Energy acordó vender sus activos en aguas poco profundas en el Golfo de México a Apache en US$1.050 millones, lo que refuerza la posición dominante de Apache en la plataforma continental externa.

Devon se encuentra en el proceso de desprenderse de activos petroleros extranjeros y marítimos para enfocarse exclusivamente en sus operaciones de producción de petróleo y gas natural en tierra firme en América del Norte.

La compañía informó que espera obtener entre US$4.500 millones y US$7.500 millones por la venta de esos activos.

Sin embargo, hasta el lunes, el titular del directorio y presidente ejecutivo, Larry Nichols, señaló que la venta de activos, combinada con ventas anunciadas previamente que ascendían a US$8.300 millones, garantizaban que la compañía "excedería el extremo superior de ese rango".

En el 2009, Devon dijo que su producción en la plataforma del Golfo de México fue de alrededor de 62 millones de pies cúbicos de gas natural y 9.000 barriles de líquidos diarios. Las reservas estimadas de Devon incluían 144.000 millones de pies cúbicos de gas natural y 15 millones de barriles de líquidos vinculados con los activos que están siendo adquiridos por Apache.